Es una consecuencia relacionada con 2 causas principales: dejar nuestro dispositivo expuesto a luz solar directa durante un largo periodo de tiempo o por uso intenso del teléfono a lo largo del día ya sea el uso de reproducción de juegos o contenido con gráficos que sean muy demandantes para la capacidad del procesador.

De igual manera, el empleo del GPS durante un lapso considerable ocasiona calentamiento, ya que el celular debe mantener activo el sensor todo el tiempo, al igual que la conexión a Internet y la pantalla encendida.

CONFLICTOS CON PARTES DAÑADAS

Algunas partes que no funcionan correctamente o están dañadas pueden provocar sobrecalentamiento del móvil, en estos casos lo más recomendable es reemplazar la pieza que provoca el conflicto.
Algunos ejemplos: cámaras, sensores, entre otros.Cuando el teléfono se recalienta literalmente quema al tocarlo, así que no es sorpresa el que te digamos que deberías evitar que esto ocurra.



El rango de temperatura en el que los celulares funcionan adecuadamente es de 0 a 35 grados.


Recomendaciones adicionales


  • Checa si se están ejecutando aplicaciones en segundo plano, suele ocurrir que no estás usando tu equipo pero hay muchas aplicaciones que siguen activas aunque no estén abiertas y al final esto provoca que el equipo se caliente.


  • Evita una sobrecarga de procesos en tu equipo ¿Qué quiere decir esto? Muchos teléfonos son perfectos para tener muchas aplicaciones funcionando al mismo tiempo pero otros no. Conoce las limitantes de tu equipo y úsalo inteligentemente.


  • Reduce el brillo de la pantalla cuando estés jugando o viendo películas por largos periodos de tiempo.


  • Si sigues notando una alza de la temperatura en tu teléfono, inhabilita funciones como el Bluetooth o la conexión WiFi para disminuirla.


Las aplicaciones para enfriar nuestro celular no son recomendables pues no funcionan en casos de sobrecalentamiento porque el problema generalmente está en el Hardware.